Catálogo 2021

catalogo cleto reyes 2021

Carrito de compras

 x 

Carrito vacío

Buscador del blog

Esquina del recuerdo

Miércoles, 14 Agosto 2019 10:09;

El réquiem por el Gimnasio Gloria

Por Rodolfo Rosales S.

Durante muchos, pero muchos años el verde de la fachada del gimnasio Gloria fue parte del paisaje urbano en la Ciudad de México, hasta que cerró sus puertas en 2014.

Ubicado en la cuchilla que forman las calles de Hortelanos, Ferrocarril de Cintura y el Eje 1 Norte, el templo edificado a los madrazos y los sueños de fama y fortuna fue la cuna de cientos de jóvenes y managers.

El Gimnasio Gloria fue edificado a principios del siglo pasado y antes de llegar a él, los aspirantes a campeones del mundo debían desafiar las tentaciones que les brindaban los santuarios dedicados al pulque, que rodeaban el lugar.

El boxeo en ese lugar, contaban antiguos pobladores, tuvo su origen religioso, puesto que para la fiesta patronal de cada 4 de octubre de la Parroquia de San Francisco de Asís, a un padre se le ocurrió la idea de poner a prueba la “guapura” de sus habitantes, al instalar un ring al frente del edificio religioso y con el paso del tiempo se convirtió en un torneo.

Así el boxeo se convirtió en seria competencia para el baile, el primer pasatiempo de los habitantes de la colonia Morelos y Tepito.

Fue como los chavos de esa época se fueron, en su mayoría, al gimnasio Gloria, pues nada les daba más popularidad que ser buenos pa´l trompo y mejores para “sacarle brillo al piso”.

Así, entre tanto joven, llegaron dos que a la postre serían los grandes referentes del pugilismo mexicano y sus nombres deben escribirse con letras mayúsculas: LUIS “KID AZTECA” VILLANUEVA y RODOLFO “CHANGO” CASANOVA.

Otro gran ídolo que pisó ese santuario fue nada menos que el inmortal RAÚL “RATÓN” MACÍAS, quien acuñara la frase de “todo se lo debo a mi manager y a la virgencita de Guadalupe”. Un hombre que salió bueno para el arte de la defensa y el ataque, pero también para el baile, un orgullo de los tepiteños.

A principios de la década uno de los más grandes peleadores del barrio, José “Huitlacoche” Medel, uno de los grandes pugilistas del mundo, pero que por caprichos del destino no fue campeón del orbe.

Su peor pecado fue derrotar al gran ídolo José “Toluco” López, para convertirse en monarca nacional de peso gallo.

Una de las últimas figuras fue Octavio “Famoso” Gómez, quien gracias a su preparación en el Gloria ganó el torneo de la Parroquia de San Francisco de Asís, para luego convertirse en seleccionado nacional y representar a México en los Juegos Panamericanos de Brasil.

Hubo otros grandes en ese lugar como Lorenzo “Halimí” Gutiérrez, José “Copetón” Jiménez, Clemente Muciño, Rodolfo “Mudo” Martínez, quien fuera campeón mundial de peso gallo, y Taricisio Gómez.

Hoy, al pasar por el Eje 1 Norte, en la Morelos, sólo se alcanza a ver el fantasma del gimnasio Gloria, por encima del anuncio de la farmacia que ahora receta medicinas, en lugar de ganchos y jabs; aunque se dice que por las noches aún se escucha el grito de “¡diez segundos… tiempo!” ¿Será?

Leído 4414 veces
Más en esta categoría: El futuro de Andy Ruiz Jr. »

¿POR QUÉ FABRICAMOS LOS MEJORES GUANTES DE BOX?

Nuestros guantes son hechos a mano, de manera artesanal

Tenemos altos estándares de control de calidad en su elaboración

Sobre todo, porque en cada detalle, está la pasión por entregar el mejor producto

ACERCA DE CLETO REYES

Cleto Reyes nació en la ciudad de México el 26 de abril de 1920...

Más información